TAT: A la DGI hay que autenticarle documentos que ella misma tiene.

Fecha de Noticia: Junio 14, 2014

alcance en Panamá

Por: Carlos Urbina

En el caso que motiva esta nota la ANIP rechazó un CAIR a una empresa constructora.

Antecedente en la DGI

La DGI se percata que el contribuyente declara como exentos los ingresos producto de la venta de inmuebles. La parte motiva del TAT no indica con precisión si el contribuyente ya había pagado el impuesto a la renta vía declaración del impuesto de enajenación.

Adicionalmente, la DGI indicaba que el contribuyente no había detallado el ítem de "otros costos" y que con esto no podía determinar si los mismos eran deducibles.

Por último, la ANIP, dice haber revisado el informe de compras del contribuyente y ver que no cotemplaba todos los "desembolsos" que se aprecian en la declaración de rentas del año en cuestión. Según la ANIP "... el contribuyente al dejar de reportar transacciones, no es posible establecer una exactitud de los otros costos.”

Recurso de reconsideración

En lo que podemos leer del fallo, el contribuyente indicó haber hecho una declaración rectificativa para corregir el error de mala clasificación de los ingresos de la enajenación de inmuebles y desglosó el ítem de otros costos,

En el tercer punto el contribuyente dice no sobrepasaer los límites de ingresos brutos fijados por la Resolución No. 201-054 de 8 de enero de 2001, en el artículo 1°. Por esta razón decía no estar obligado a presentar el reporte de pagos a terceros. A pesar de esto el contribuyente dice haber presentado este reporte.

El fallo dice que el contribuyen presentó otras pruebas, sin mencionar cuáles fueron.

La DGI sigue con la queja relacioanda a la falta de un detalle de otros costos y gastos sin decir, en lo que podemos leer del fallo, porque no le satisfacía el provisto en reconsideración.

Agrega la DGI que en ese detalle provisto por el contribuyente se ve un ítem de "costo de construcción" donde detalla materiales de construcción y alquiler de equipo. La DGI hace énfasis en que estos ítems no " guardan relación con la actividad que desarrolla que en su caso es empresa inmobiliaria, y no tienen incidencia en la producción de la renta y en la conservación de su fuente...."

En cuanto a la renta rectificada la DGI dice que "..las modificaciones ... realizados al renglón de costos no coinciden, ni con los detalles suministrados ni con los estados
financieros..."

Apelación del contribuyente

El contribuyente repite sus argumentos de reconsideración y añade pruebas. El fallo no lista cuáles fueron estas pruebas.

Fallo del TAT

El Tribunal Administrativo Tributario comienza con varios párrafos que han usado en fallos anteriores y que se refieren a aspectos generales que tratan de explicar conceptos teóricos sólo para decir que el contribuyente debe "sustentar cada operación descrita en su Declaración Jurada de Renta, y si se presenta algún tipo de diferencia, debe además de probarlo, sustentarlo,..."

Luego de decir que el contribuyente debe probar sus gastos, el TAT dice no poder ver todas las pruebas presentadas sin decir cuáles fueron estas pruebas. La razón para negarse a ver estas pruebas está, según el TAT, en que el contribuyente: "...desaprovechó la oportunidad para aportar pruebas en debida forma ante el funcionario de primera instancia; dado que la falta de autenticidad de éstas..." Entendemos de esta frase que las pruebas no mencionadas por el fallo debieron haber llegado en copias simples en lugar de ser autenticadas u originales.

Un magistrado salvó su voto indicando que las pruebas no mencionadas por el TAT reposaban en la ANIP ya que eran:

1. Declaración Jurada Rectificativa 2008 y

2. Los informes de compras de 2006, 2007 y 2008

Cómo es lógico, el Magistrado menciona que no pueden autenticarse documentos que reposan, en original, con la ANIP. La ANIP es legalmente el custodio de estos documentos.

También disiente el magistrado en el fallo al decir que no se pueden tener otros costos de "construcción" al ser una empresa inmobiliaria ya que la empresa pudo dedicarse a más de una actividad.

De esta forma el TAT procede a mantener en todas sus partes la resolución original que negaba el CAIR.

No podemos terminar esta nota sin observar como muy positivo que el 100% de este fallo está escrito en castellano. El lector no encontrará en este fallo términos en idiomas muertos. Merece especial mención el salvamento por estar bien redactado y entenderse con claridad.

El fallo del TAT se da mediante Resolución No. TAT-RF-010 de 27 de enero de 2014, dentro del expediente No. TAT-034-2011. Esta resolución llega a 4 años y 5 meses de la resolución original.

Vea fallo del TAT en el siguiente link: Fallo TAT-RF-010 de 27 de enero de 2014

Dale like o twitea esta noticia: