TAT falla a favor CAIR con tasa efectiva superior a la tarifa de ISR a pesar de objeciones de la DGI.

Por: Carlos Urbina

El TAT emite un fallo con fecha de 24 de mayo de 2013, cuya notificación se da el día 12 de junio de 2013. Este fallo resolvía una apelación presentada contra la Resolución 213-6114 de 20 de octubre de 2008 donde se negaba un CAIR del año 2007.

Resolución Original:

La resolución original rechazó el CAIR del contribuyente al objetar:

1. La cifra de depreciación al, en palabras de la DGI, no poder comprobar el gasto.
2. No presentación de la planilla 03 por lo que no se pudo, según la DGI, comprobar el gasto de salarios.
3. Parte de los gastos no fueron declarados como ingresos por los receptores de los mismos.
4. El no pago de remesas al exterior en honorarios recibidos por empresas y profesionales extranjeros.
5. El reporte de un pago de amortización en el reglón de otros costos a "sí mismo".
6. Diferencia entre los ingresos reportados en la declaración de renta y los Estados Financieros. Esta diferencia se debe a la no inclusión de una cantidad en ingresos exentos en la línea de ingresos totales, sin que se disminuya en forma directa esta cifra en la declaración de rentas.

Producto de estos seis ítems, la DGI dice encontrar una ganancia neta en lugar de una pérdida, tal como fue aducido por el contribuyente.

Reconsideración del Contribuyente:


En reconsideración el contribuyente logra que la DGI revoque la objeción hecha a los ingresos exentos que, según la DGI, descuadraban los ingresos reportados en el Estado Financiero y en la Renta, al aclarar que se trataba de ingresos exentos e ingresos sujetos al régimen de ganancias de capital. También logra el contribuyente que se revoque la objeción al gasto de depreciación ya que prueba tener un régimen especial por ser un operador turístico bajo el Registro Nacional de Turismo (Ley No. 8). También logra el contribuyente demostrar que sí presentó la planilla 03 y por lo tanto la DGI revoca esa objeción. Con relación al gasto de amortización el contribuyente logra demostrar que el mismo correspondía a honorarios profesionales y la DGI reconoce, parcialmente probada, esta objeción.

Pese revocar 4 de 6 objeciones, la DGI, mantiene la negación del CAIR argumentando que el contribuyente no incurría en pérdidas, tal como éste lo había aducido en su solicitud. En lo que podemos apreciar del fallo, la causal de tasa efectiva superior a la tarifa legal no fue aducida por el contribuyente y la DGI concluyó que al no incurrir en pérdidas, tampoco procedía la no aplicación del CAIR por la causal de tasa efectiva.

Apelación del Contribuyente:

Entre los argumentos de apelación del contribuyente estuvo que la DGI ignoró disposiciones especiales en materia de remesas (artículo 10 (l) del DE 170 de 1993) con lo que pretende ver una retención que no le corresponde realizar. Adicionalmente, el contribuyente argumenta que, luego de las revocaciones a sus objeciones originales, la DGI ha comprobado que estamos ante una situación de tasa efectiva superior a la tarifa del ISR. Por lo tanto, pese a mantener algunas objeciones, se ha comprobado una de las dos causales para la aprobación del CAIR. Por lo tanto, el mismo debe aprobarse, en palabras del contribuyente.

Fallo del TAT:

El TAT, procede a practicar una prueba pericial solicitada en primera instancia y que no fue practicada por la DGI. En su fallo, el TAT indica que no hay discusión entre los peritos de las partes, sobre parte de las objeciones de la DGI, aunque sí discreparon los peritos del contribuyente y los peritos del TAT con respecto a la aplicación del artículo 10 (l) del DE 170 de 1993. Los expertos coincidieron que algunas de las objeciones de la DGI eran correctas. Sin embargo, el TAT falla a favor del contribuyente ya que la tasa efectiva era superior a la tarifa del ISR, siendo esta una de las causales de aceptación del CAIR.

Rescatamos como muy positivo que el TAT, a diferencia de fallos recientes, se abstiene de gastar tinta innecesaria tratando de hacer una introducción a la figura del CAIR, regañando al contribuyente o citando palabras en latín que poco tienen que ver con la realidad del fallo a analizar.

Este fallo resuelve una apelación presentada contra una resolución que llevaba fecha de 20 de octubre de 2008 y fue fallada esta apelación el día 24 de mayo de 2013.

La Resolución del TAT está numerada como No. TAT-RF-059 de 2013 y llega a 4 años y 7 meses de la Resolución recurrida.

Vea fallo completo (ver fallo).