La Revolución Comunera - Panameño encabeza revuelta en Paraguay...

Fecha de Noticia: Abril 18, 2014

corte salva cara

Por: Carlos Urbina

Corría el año 1721 y una chispa se encendía en Paraguay por unos reclamos que nadie entendía a cabalidad. La corona española decidió enviar, como juez inquisidor, a José de Antequera y Castro. No se podía entender que este acto tendría consecuencias irreversibles en la América española siendo el antecedente de lo que luego será la independencia de España.

Antenquera era uno de los nuestros, nació en Panamá el 1 de enero de 1689 y se formó como abogado en la antigua universidad de San Javier que estaba ubicada en la avenida A de San Felipe donde están las ruinas del convento de la Compañía de Jesús.

La carrera de Antequera se desarrolló en la Real Audiencia de Panamá como oidor, para luego trasladarse a España donde vivió varios años hasta que le nombraron juez pesquisidor en Paraguay.

Cuando llega a Paraguay se encuentra que la revuelta contra el gobernador Balmaceda tenía su causa en la autorización que dió a los paraguayos la Real Cédula de 1 de Septiembre de 1535 que los autorizaba a elegir a sus gobernadores. Este mandato fue popularizado con la frase VOX POPULI - VOX DEI. El pueblo se había pronunciado contra Reyes de Balmaceda y este, en represalia, había exasperado a los paraguayos con varios agravios, entre estos el cobro de un nuevo impuesto de 400 pesos para los barcos grandes y 200 para los chicos, impuestos de licencia para navegar, entre otros.

Era fácil para el panameño identificarse con la causa comunera y no sólo se sumó a ella, sino que la lideró. Cuando esto llegó a oídos del Virrey en Perú, se tomó la decisión de nombrar a Baltazar Ros de gobernador y mandó unas tropas que fueron repelidas por Antequera.

Al oír que la resitencia tomaba fuerzas, el Virrey del Perú interviene nuevamente y envía tropas más experimentadas, esta vez comandadas por Mauricio de Zavala que obligan a panameño a refugiarse en Argentina. Esto ocurre el 29 de abril, fecha en la que Momento Fiscal conmemora el fin de la revuelta comunera de Antequera.

Allá, en Argentina, Antequera es arrestado y llevado a Lima. En lima se encuentra con un tal Fernando de Mompox. Mompox, de quien no se tienen datos precisos y alguien también lo hace panameño, se escapa de prisión y va a Asunción a seguir la causa comunera.

Antequera es fusilado por orden del virrey ante enérgicas protestas del pueblo limense.

La sangre del panameño es el antecedente de dos revueltas comuneras más, una en Perú y otra, simultánea, en Colombia. Las tres son el antecedente de la causa independentista de América y todo empezó por unos impuestos que se quisieron cobrar en Asunción, contradiciendo la VOX POPULI que, según nos enseñaron los comuneros es: VOX DEI.

Tweetea o dale like a esta noticia:

like de facebook