Jesús, pescado, impuestos...

Fecha de Noticia: Artículo originalmente publicado en marzo de 2013.

corte salva cara

Por: Carlos Urbina

De seguro, en esta semana santa, has escuchado el nombre de Jesús, has comido pescado y has pagado impuestos. Te preguntarás qué cosa tienen en común los tres términos. La respuesta está en el pasaje de Mateo 17 : 24-27 cuando Jesús fue acusado de no pagar impuestos.

El impuesto que menciona el pasaje es llamado el de las Dos Dracmas y tiene que ver con un tributo que pagaban los judíos de esa época para el mantenimiento del Templo.

Esta es una especie de contribución especial en la forma en que lo entiende la doctrina latinoamericana de la que formamos parte.

Dos Dracmas era lo equivalente a dos días de trabajo.

Aparentemente los primeros hijos estaban exentos de este tributo. Jesús al ser el primer hijo de María y José estaría exento de este impuesto. Pero, en palabras de Jesús, para no ofender a los recaudadores, la solución que Jesús dio fue pagar el tributo. Pagándolo en forma pública y en forma milagrosa. Es así como Jesús manda a uno de sus descípulos a pescar y le da la siguiente instrucción "ve al mar, y echa el anzuelo, y el primer pez que saques, tómalo y al abrirle la boca, hallarás un estatero; tómalo y dáselo por mi y por ti".

Hoy, en nuestro gremio, muchos quisieran escuchar esas mismas palabras del Maestro... y encontrar una boleta única de pagos en la boca de un pez, con su RUC y con un sello de PAGADO. Otros, como quien escribe estas líneas nos gustaría, en estos últimos días de zafra, estar pescando en lugar de digitando las teclas del E-Tax y Renta 2014..

En conclusión te animamos a: escuchar a Jesús, comer pescado y pagar tus impuestos. Que disfruten esta semana Santa!

(ver pasaje completo).